lunes, 23 de enero de 2012

Tres empleadas de unas grandes tiendas

Son parte de un encargo de una cliente habitual, que está haciendo unos grandes almacenes tipo Harrods, situados en 1915. Los almacenes tendrán restaurante, además de varias tiendas de ropa, joyas, perfumes, zapatos, etc. 
Las señoras llevan uniformes en granate, que es el color del logo de los almacenes, según lo ha ideado mi cliente. 

Mi favorita es la costurera! La máquina de coser la compró mi cliente en la feria de Bishop, y me la dejó para que la muñeca se adaptara exactamente a ese asiento y esa máquina... 
 ... por lo tanto la he hecho un poco inclinada sobre su costura, con una mano en la rueda en el gesto típico de quien va a empezar a coser, y la mano izquierda lleva la costura.
La máquina es muy bonita! Es de Heidi Ott, y hasta tiene el hilo enhebrado. 
 La costurera es una bella joven de cabello castaño, recogido en un moño y con unos ricitos sueltos alrededor de la cara.
 Tiene un delantal de cintura, y el uniforme es de lineas muy simples.

 La cocinera es una señora gordita de cierta edad, muy feliz con su trabajo!
 El cazo es de marfinite, obra de un artesano portugués, todavía debo hacerle unos huevos batidos para ponerle dentro... pero primero quería fotografiar el batidor sin nada!
 Como todos los batidores me parecían muy gruesos, hice yo misma uno con alambre finito, del que uso para hacer las gafas. Ha quedado bastante bien, aunque es tan frágil que tendré que sumergirle al menos la punta en fimo líquido para "eternizarlo" así de finito y prolijito, jejeje...
 La cocinera lleva botines, pololos con puntillas y enagua de encaje debajo de su uniforme granate.

 Por detrás se ve la cofia (modelito inspirado en la cocinera de Downton Abbey) y el delantal cruzado.
De perfil se ve que la señora está muy bien alimentada, jajaja.. 
 La última muñeca es una jovencísima lavaplatos, inclinada sobre el fregadero.
 El fregadero llevará agua jabonosa (hecha con fimo líquido) por lo que después quedará todo el conjunto en una sola pieza: fregadero, platos y muchachita
 El uniforme es igual al de las otras, un poquitín más corto porque es casi una niña. Lleva las mangas aremangadas y una cofia semejante a la de la cocinera.
Es un poco feíta la pobre, pero bueno, no todas pueden ser Barbies! 
 Por detrás se ve la larga tranza oscura saliendo de la cofia, y el delantal cruzado en la espalda.
 Tiene las piernas delgaditas, unos pololos sin gracia, enagua de algodón sin adornos y zapatos cerrados.
Todavía me falta terminar un maitre que forma parte de este encargo, así que en un par de días completaré el personal de los grandes almacenes!

8 comentarios:

  1. Las tres son una maravilla, muy dificil decantarse por una de ellas , felicidades
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Piękne lalki. Wyglądają jak żywe. Trzepaczka mnie rozczuliła. Pozdrawiam i zapraszam do mnie!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades has hecho un trabajo fantástico!!
    Besitos

    ResponderEliminar