domingo, 7 de marzo de 2010

Bahira

Bahira es un nombre de origen turco, quiere decir "resplandeciente", según me pude enterar en la net, donde anduve buscando nombres para bautizar a mi nueva criatura... Como en esta categoria de muñecas de arte me siento absolutamente libre, puedo jugar a que Bahira es una jovencita del antiguo Imperio Bizantino, que vivió en una época perdida en la lejania, era música y poeta, y aprendió con su abuelo, que era astrónomo del Emperador, los nombres de todas las constelaciones.

Comenzando desde el principio, ya tenía modeladas la cabeza y las extremidades, no se si se acuerdan que las mostré hace unos dias atrás, adentro de un tupperware ;-). Armé el cuerpo de esta muñeca en el mismo estilo que armé el de Aine, pero esta vez lo hice sin seguir ninguna de las leyes de la anatomia humana: tiene el tronco muy corto, las piernas larguísimas, y las manos y los pies demasiado pequeños. El resultado es una criatura con un cierto aire etéreo... Curiosamente, cuando estuvo vestida,su desproporción la volvió más graciosa. Mide 35 cm. de altura.
Tiene armazón de alambre forrado (varilla de chenille), cuerpo de tela y relleno de poliester. Tiene un defecto involuntario: uno de los pies se torció un poquito en el horno y está ligeramente diferente que el otro.

La primera pieza de ropa es un calzón en batista y puntillas, atado en la cintura con una cinta de seda blanca. En esta foto se ve claramente el piecito "defectuoso"
Tiene un vestido interior, o enagua, como prefieran ;-) en seda de un color amarillo precioso, suave y rico. Es una seda antigua que me consiguió Joana, era apenas un pedacito recortado como si fuera el resto de una blusa, y me alcanzó justito para esto:
En la espalda se ajusta con un lazo hecho de un cordoncito dorado:
La pieza fundamental del traje de Bahira es la falda, que hice antes que cualquier otra cosa. Tenia ese pedacito de cinta de colores que puse en la cintura, que me parecia adorable, y entonces elegí las telas en base a esa cinta: usé un algodón rayado y una espléndida puntilla antigua que fruncí a los costados para darle volumen a la falda.
Para que la puntilla se destaque sobre el amarillo suave de la enagua, puse un pedazo de seda verde oscuro en el medio, como tenia sólo un pedacito, lo fruncí también para que parezca hecho a propósito, jijiji :-P Los frunces están prendidos con un moño en cinta de seda color verde oscuro.
Con los últimos pedacitos de cinta de colores y de seda verde oscuro, hice la parte de arriba del vestido: son solamente dos tiras en el frente, que se ensanchan en los hombros, y se ajustan por detrás en la cintura:

La parte superior va cosida a la cintura, y todo junto prende en el frente con un bellísimo botón antiguo, grande y dorado. Lo cosí bien en el borde de la cintura, y le hice un ojal de hilo.
Aqui hay una vista de costado y de atrás del vestido completo:

Y llegó el momento de la peluqueria! Me pareció que una jovencita de nombre turco merecia una cabellera morena, usé un mohair trenzado castaño oscuro que compré en el site de Dollmaker's Journey (http://www.dollmakersjourney.com/) . Usé la misma técnica que con Aine (de la que tengo un tutorial en este blogue): un casquito en una arpillera finita, donde cosi los mechones de pelo, pegado después en la cabeza de la muñeca con Aleene's Tacky Glue
Dejé los mechones de atrás sueltos sobre la espalta, y fui levantando y cosiendo los de los lados, envolviendo algunos en cintas de seda y dejando caer las puntas de la cinta sueltas sobre la cabellera, sin seguir un plan fijo, tomando cada mechón como venia y ajustandolo donde me parecia que quedaba mejor. Al final le cosí unas mostacillas verde oscuro aqui y allí, como salpicadas sobre el peinado.
Tiene también un botoncito antiguo con un brillante falso engastado, colocado sobre la frente. Los pendientes están hechos con piezas "rescatadas" de bijouterie antigua, unidos con mostacillas pequeñas color bronce.



En esta foto se ve el detalle del frente del vestido, la cinta bordada de colores que es una pequeña belleza, un collar hecho de mostacillas verde oscuro, y el botón dorado que cierra la cintura:

Aqui un detalle del fruncido de los lados del vestido:

Y las manitas de Bahira, que son pequeñitas pero tienen bastante detalle:

Por último, como la enagua de seda tenia demasiada caída, le agregué una enagua de tul por debajo, para armar un poco la falda:
Bahira sale de viaje mañana rumbo a París, para que mi socia Joana, y una amiga común, la lleven a Paris Création, una feria de muñecas de colección (no miniaturas), donde el año pasado mandé mi Aine.
Con el apuro por verla terminada, casi la mando a Paris sin zapatos, que verguenza! :-P Bueno, corté 4 suelitas de cuero finito, o sea dos juegos de suelitas dobles, y con un pedacito de puntilla que me habia sobrado de la falda, le fabriqué unas chinelas simples, tienen sólo la capellada y un talón que sirve para sostener la cinta que las anuda al tobillo:
Quedan un poquito sueltas pero se ven bien, me parece... Son zapatillas simples, para andar dentro del palacio, claro ;-)
Aqui se ve como quedan los dos piecitos calzados:
Y ahora si, una última imagen de Bahira, envuelta en un mar de papel de seda, lista para emprender su viaje... :-)
Cuando le doy la puntada final a una muñeca en la que puse tanto trabajo y tanta dedicación quedo como un poquito vacia... y con ganas de empezar otra nueva! Pero por ahora me tendré que aguantar las ganas, porque ya viene la feria de Arnhem, y tengo que preparar cosas nuevas para montar mi mesita ;-)

10 comentarios:

  1. Alicia, que decirte, si a su prima hermana tuve la alegria de tenerla en mis manos,, y la perdi.., pues que espero que la vendas y que esta PRECIOSA,bien sabes lo que pienso, un gran beso. Gloria

    ResponderEliminar
  2. Es preciosa me encanta tu nueva creaccion tanto la ropa como el pelo tan bonito que le has puesto, un resultado precioso enhorabuena. Ya me gustaria poder tener una muñeca tan bonita. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  3. Bueno Gloria... ya llegará una para ti, ya ves que la "fábrica" sigue abierta, algún dia será! :-)
    Un gran beso para ti también!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Yolanda! Eres muy amable :-)

    ResponderEliminar
  5. Como se notan, las manos de los buenos creadores; un trabajo magnifico como todos los que te caracterizan.
    Felicidades y gracias por compartirlo.

    Saludos
    Jesús

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Jesús! Este es otro campeonato, no? en este soy mucho más novata que en la escala 1/12, pero la verdad es que me apasiona hacer este tipo de muñecas :-)

    ResponderEliminar
  7. Esa sensación de vacío que cuentas la tuve en varias ocasiones y puedo decirte que es pura satisfacción: aparece cuando acabas un buen libro, cuando te sientes bien contigo misma, cuando pintas un cuadro que te gusta... La muñeca, preciosa, como siempre :-D

    ResponderEliminar
  8. Hola Hiroshige! Pues, es ese mismo sentimiento, que dura hasta que uno empieza una cosa nueva y se vuelve a "enamorar" ;-)

    ResponderEliminar
  9. Que hermosas creaciones y se nota por tus palabras que les tienes mucho cariño... me parecio muy tierno el hecho de que no quisieras pegarle a la mano la tasita, a una de tus muñecas... y todas las historias que imaginas sobre ellas ... se nota que hay mucho amor en lo que haces ... por eso te salen tan perfectas ... te felicito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Daniela!
      Un beso :-)

      Eliminar